fbpx

Mitos y verdades | Embarazo

En el primer trimestre, los miedos y la incertidumbre suelen llevar a la futura mamá a responder sus dudas a través de internet, sin saber que la mayoría de la información es errónea. Descubre aquí algunos mitos y verdades.

Te enteras que vas a ser madre y toda tu vida cambia en un segundo. La emoción de pensar en traer un bebé al mundo se mezcla con los miedos, las dudas y la incertidumbre. Y el fácil acceso a internet lleva a las embarazadas a querer responderse todas las preguntas que las invaden sin saber que la mayoría de la información es errónea.

1. Un antojo insatisfecho puede manchar al bebé. MITO. No es necesario que tu marido se cruce la ciudad a media noche para ir a buscar unos churros bañados, porque es totalmente falsa la creencia de que las manchas en los bebés se deben a antojos insatisfechos.

2. Se puede practicar sexo durante todo el embarazo. VERDAD. Quizá te encuentras perfectamente, pero te genera cierta inseguridad la idea de mantener relaciones con tu pareja por miedo a que el futuro bebé peligre. A menos que tu médico te aconseje lo contrario, “el sexo durante estos meses permitirá que tus órganos de la pelvis estén mejor irrigados y alcances el orgasmo con mayor facilidad, además de aumentar la cantidad de oxígeno destinada a la placenta. Una buena sexualidad durante el embarazo prepara el cuerpo para un parto vaginal, los músculos de la vagina se ejercitan durante una relación sexual y mejoran su tono muscular para el momento del nacimiento.

3. No se puede tomar el sol estando embarazada. MITO. El sol es fantástico, estando embarazada o no, aunque claro que siempre en su justa medida. Ahora bien, si estás gestando tienes que hacer uso de una crema solar de factor alto y evitar las horas de más sol en el verano, porque corres el riesgo de mancharte por el aumento hormonal.

4. Se debe evitar la cafeína durante el embarazo. VERDAD. Durante el embarazo se aconseja a las mujeres que sustituyan la cafeína por hierbas libres de esta sustancia como es el caso de la manzanilla o la menta. Es recomendable incluso que, si es costumbre de la madre consumir cafeína, que lo haga con moderación aún cuando desee estar embarazada, para que su organismo se vaya acostumbrando a una menor cantidad de cafeína.

5. La acidez está relacionado con el pelo del bebé. MITO. Durante el embarazo, las hormonas relajan los músculos del aparato digestivo, incluso la válvula del esófago. Es por eso que los ácidos del estómago suben más fácilmente por el esófago, en particular si está acostada. La acidez estomacal es peor en el segundo y tercer trimestre cuando el útero comienza a presionar el estómago y empuja la comida hacia el esófago.

6. No hay que comer alimentos crudos. MITO. Sólo si la embarazada no ha tenido toxoplasmosis, tiene que prevenir la enfermedad y por tanto lavar escrupulosamente la fruta y la verdura y abstenerse de ingerir carnes poco cocidas. Existen riesgos de contagiarse determinados parásitos a través del pescado o de las verduras crudas, pero son los mismos riesgos que puede tener una persona que no esté embarazada. La diferencia es que si durante el embarazo se come alguno de estos alimentos mal lavados, podría afectar al bebé.

7. Durante el embarazo hay que comer por dos. MITO. Se recomienda que la mujer durante el embarazo aumente entre 7 y 12 kilos. De modo que hay que comer de manera equilibrada y con prudencia.

8. Está prohibido teñirse el pelo durante el embarazo. MITO. Antes se recomendaba que la embarazada no se tiña el pelo porque las tinturas tenían mucho amoníaco que atravesaba la piel y cruzaba la barrera placentaria. Eso ahora no ocurre.

9. No se puede hacer deporte. MITO. Siempre y cuando la mujer tenga un embarazo saludable y el bebé no corra ningún riesgo, si ella está acostumbraba a hacer deporte antes de quedar embarazada, puede continuar con su rutina. Si no realizaba ningún tipo de deporte, se puede aconsejar que realice gimnasia especial para embarazadas.

 

FUENTE VERIFICADA: tn.com.ar

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: