fbpx

La menopausia y los dolores de cabeza

La menopausia marca el final del período fértil en la vida de una mujer. Este proceso es completamente natural y por lo general ocurre entre las edades de 45 y 55 años, aunque hay casos en los que la menopausia llega antes o después de ese rango.

La etapa en que una mujer comienza a notar los primeros síntomas se denomina perimenopausia; este es un período que puede variar en duración e intensidad. Para algunas mujeres solo dura pocos meses, pero para otras se extiende durante años, todo depende de la persona. Los síntomas típicos de la perimenopausia incluyen los sofocos y sudores nocturnos, los cambios de humor, la sequedad vaginaladelgazamiento del cabello y el aumento de peso sin explicación. Pero estos no son los únicos; existen otros síntomas molestos, que aunque no se incluyan comúnmente en esa lista, también afectan a muchísimas mujeres menopáusicas.

Precisamente hoy estaremos hablando de un síntoma femenino por excelencia: los dolores de cabeza.

¿Los dolores de cabeza son un signo de la menopausia?

Definitivamente sí. La menopausia y los dolores de cabeza suelen ir de la mano. Es común que la mujer tenga dolor de cabeza en ciertas fases de su ciclo menstrual, pero lo curioso es que algunas no experimentan dolores de cabeza hasta que llegan a la menopausia. De cualquier forma, se dice que los dolores de cabeza de la menopausia son más frecuentes en las mujeres que normalmente sufrían de dolores de cabeza durante el período menstrual y/o en aquellas que utilizaban anticonceptivos hormonales.

La menopausia se asocia principalmente con tres tipos de dolores de cabeza:

Dolor de cabeza sinusal: ocurre cuando los senos nasales (pequeñas secciones llenas de aire ubicadas detrás de los pómulos y la frente) se inflaman, causando dolor facial y congestión.

Cefaleas tensionales: a menudo están asociadas con el estrés, se caracterizan por un dolor moderado en la parte posterior de la cabeza y el cuello, y/o un lado de la frente.

Migraña: es el tipo de dolor de cabeza más intenso, puede comenzar en un lado de la cabeza o detrás de los ojos y se siente en forma de latidos/palpitaciones. Las migrañas también pueden provocar una sensación de destello intermitente o náuseas.

¿Por qué se producen los dolores de cabeza en la menopausia?

Se piensa que la causa principal de este síntoma sean los cambios hormonales, específicamente en los niveles de estrógeno y progesterona. El estrógeno causa la dilatación (ensanchamiento) de los vasos sanguíneos, mientras que la progesterona provoca lo contrario (estrechamiento). Cuando estos niveles hormonales cambian bruscamente, los vasos sanguíneos se dilatan y se contraen de forma anormal, conduciendo a cambios de presión y a los fuertes dolores de cabeza.

¿La terapia de reemplazo hormonal alivia los dolores de cabeza?

La terapia de reemplazo hormonal se utiliza para tratar los síntomas de la perimenopausia y de la menopausia. Algunas mujeres reportan un empeoramiento de sus dolores de cabeza, mientras otras notan un alivio significativo, o simplemente no notan ningún cambio. La variante del parche de estrógeno suele ser muy recomendada para la terapia de reemplazo hormonal, ya que es un método menos propenso a desencadenar dolores de cabeza.

Consejos para aliviar los dolores de cabeza en la menopausia

Cuidar la alimentación. Los alimentos y bebidas que consumes pueden influir mucho en tus dolores de cabeza. Siempre que tengas dolor de cabeza, haz una lista de todos los alimentos que hayas comido antes de que apareciera. Esto puede ayudarte a encontrar los patrones de alimentación que causan el dolor. Algunos desencadenantes comunes del dolor de cabeza son el alcohol, la cafeína, el queso curado y los productos lácteos.

Mantenerte en forma. Hacer ejercicio con regularidad puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza. Hacer 30 minutos de ejercicio, 3-4 veces a la semana, es ideal. Recuerda que debes avanzar lentamente en el nivel de actividad, deja que tu cuerpo se vaya adaptando poco a poco a un ritmo mayor de movimientos.

Probar la acupuntura. La acupuntura es un tipo de medicina alternativa para estimular las vías de energía en el cuerpo mediante el uso de agujas. Aunque algunas personas no obtienen grandes resultados, otras aseguran haber visto un alivio importante de sus dolores de cabeza/migrañas.

Probar la terapia conductual. El control de cómo tu cuerpo responde a la tensión muscular, al dolor y al estrés (relajación y terapias de biofeedback), se utiliza comúnmente para aliviar los dolores de cabeza. Si es posible, no dudes en darle una oportunidad a esta opción; solo tienes que ponerte en manos de un profesional bien cualificado.

Apoyarte en los suplementos nutricionales. Algunos suplementos han demostrado tener éxito en el alivio de los dolores de cabeza asociados con la menopausia. Estos incluyen la vitamina B-2, el magnesio, la coenzima Q10 y la vitamina D.

Probar remedios herbales. Las hierbas no estrogénicas, es decir que no contiene estrógenos, pueden ser muy útiles porque favorecen la buena salud de la glándula pituitaria y esto a su vez estimula la producción de hormonas femeninas. Al existir un mejor balance en los niveles hormonales naturales, se observa un alivio de los dolores de cabeza. Una de las plantas no estrogénicas más beneficiosas es la maca, la cual ha demostrado su efectividad para equilibrar los niveles hormonales de forma natural y segura.

 

FUENTE VERIFICADA: http://ow.ly/ih7L30hEE9x

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: