La copa menstrual, un método de higiene femenina reutilizable

copa-menstrual

La copa menstrual es un tipo de barrera que se utiliza para retener el flujo durante la menstruación. Al igual que los tampones, también se usan en el interior de la vagina, pero la copa vaginal no absorbe la sangre, sino que queda contenida en su interior hasta que la barrera se extrae del cuerpo y se desecha el flujo.

La copa menstrual, también conocida como copa vaginal o copa de silicona, tiene forma de campana y mide unos 5 cm de largo. A diferencia de las toallitas higiénicas y de los tampones, la copa vaginal puede reutilizarse por lo que resulta un método más económico y menos contaminante para el medio ambiente. 


Si bien la inversión inicial es mayor que la que se hace al comprar un paquete de toallitas femeninas o de tampones, con el uso adecuado se puede reutilizar la copa menstrual durante hasta 15 años.

La forma de utilizar una copa menstrual es muy sencilla. Es una copa de silicona o látex que se introduce en la vagina de manera similar al tampón. Sin embargo, la copa se inserta en la parte baja de la vagina y no está diseñada para colocarse por encima de la zona del cervix, por lo que no es necesario introducirla tan adentro como el tampón.


La postura correcta para la inserción o extracción de la copa menstrual es sentada o de pie. Antes de introducirla en la vagina debe doblarse dos veces de manera longitudinal.


Para su fácil extracción tiene en la parte final un rabillo. Una vez que se extrae de la vagina y se deshecha la sangre, debe lavarse con agua y jabón, y al final del ciclo es fundamental esterilizarla.


La copa no absorbe el flujo menstrual, sino que éste queda contenido en el interior para poder desecharlo una vez que se quita la copa de la vagina. Resulta muy cómoda de usar tanto en los primeros días del ciclo cuando la cantidad de sangre es abundante, como en los últimos días del ciclo cuando el flujo es menor.


La capacidad de la copa menstrual es de 30 ml, una tercera parte del volumen de sangre que pierde una mujer durante un ciclo menstrual, por lo que puede utilizarse durante 12 horas sin que se desborde mientras que una toallita higiénica o un tampón no es conveniente utilizarlo por más de 6 horas. Dada su gran capacidad, la copa es ideal para ser utilizada durante la noche.


Algunos especialistas asocian algunos problemas de salud como sequedad vaginal, candidiasis, cistitis e incluso shock tóxico al el uso de toallitas higiénicas y tampones, por el contrario la copa menstrual no está relacionada a este tipo de afecciones, ya que la silicona es un material en el cual no se acumulan gérmenes.


IMPORTANTE: Cuando una mujer está utilizando la copa menstrual no puede mantener relaciones sexuales con penetración ya que el canal vaginal está ocupado por la copa. Debe quitarla antes de tener un encuentro sexual y lavarla para poder reutilizarla.

http://www.tuguiasexual.com/copa-menstrual.html

Contenido relacionado…

 

1. HISTORIA

Las copas menstruales comenzaron a utilizarse durante elsiglo XIX, aunque comenzaron a producirse de forma industrial hasta la década de 1930. No muchas mujeres las usaban, por dos razones.

  • Los prejuicios que implica la manipulación de los genitales.
  • El bombardeo publicitario y comercial de toallas y tampones, contra un producto al que se le dio poca difusión.

2. MATERIALES

Hay copas de distintos materiales. Las más vendidas son desilicón de grado médico (el mismo que se usa para los implantes de mama), que impide acumulación de bacterias.

3. TAMAÑOS

Las copas se consiguen en diferentes tamaños, formas y colores. El modelo más sencillo tiene un tallo o apéndice para facilitar la extracción.

© LadyCup© LadyCup

Algunas marcas de copas menstruales cuentan con tallas. Se recomienda la talla “grande” a las mujeres que han tenido hijos o mayores de 30-35 años, aunque cada caso es particular.

4. POCO A POCO

Si la copa se coloca bien, no duele. Hay que acostumbrarse a usarla, dejar que el cuerpo se habitúe. Una vez que esto se consigue, es muy cómoda, tanto como un tampón, pero sin las desventajas (la resequedad, ese cordón terrible que siempre terminaba en donde no debía, etcétera).

5. ¿CÓMO SE COLOCA?

La copa menstrual se inserta en la parte baja de la vagina, no tan profundamente como los tampones. Al estar en el interior, se abre y acumula la menstruación, en lugar de absorberla. El diámetro de la copa es similar al de un tampón expandido.

Existen diferentes maneras de doblar la copa para insertarla.

Ver en YouTube

6. SIN RIESGOS

El síndrome de shock tóxico (SST), asociado con el uso de tampones, nunca se ha presentado en mujeres que usan la copa menstrual. No hay casos registrados.

7. PH

El silicón con que están hechas la mayoría de las copas menstruales, no altera el PH vaginal, lo cual a la larga ayuda a prevenir infecciones.

8. EN SU LUGAR

La copa no puede perderse en el interior de la vagina (que no es una cueva con pasadizos secretos hacia el infinito, ni una gruta mística). Colocas la copa y, cuando quieres sacarla, está en el mismo lugar en que la dejaste.

9. TODO EL DÍA

Puedes llevar puesta una copa menstrual hasta por 12 horas. Depende de la marca, de qué tan abundante sea tu flujo.

Se puede dormir con la copa, nadar con la copa, hacer ejercicio, malabares, cabriolas. No se puede tener sexo con la copa puesta (no sexo del tipo pene que penetra vagina), porque la copa se mantiene en su lugar por efecto de vacío, y dos cuerpos no pueden ocupar el mismo espacio.

© LadyCup© LadyCup

10. CERO TÓXICOS

Tampones, toallas sanitarias y pantiprotectores, contienenasbesto, rayón, dioxina y otros componentes tóxicos que a veces se utilizan para blanquear el algodón. Esto causa resequedad, irritación y dolor, sin mencionar la contaminación ambiental que provoca.

OTRAS VENTAJAS DE LA COPA MENSTRUAL

  • Las mujeres que llevan meses o años usando la copa, comentan que sus periodos menstruales son más cortos y con menos cambios de estado de ánimo e incluso cólicos. ¿Será porque el cuerpo ya no está en contacto con los químicos? Por lo que sea, qué esperanzadora la idea de recortar un poco el periodo.
  • Con la copa se contamina y se gasta mucho menos. Si quieres saber más sobre el costo económico y ambiental de la higiene femenina, te damos algunas cifras.
  • No hay olores desagradables ni tiraderos ni escenas del crimen. La menstruación se queda en la copa y luego se vacía.
  • Una puede quitarse y ponerse la copa en la ducha, lo cual evita escurrimientos deprimentes, manchas, goterones.
  • El gasto se hace una vez cada 5-10 años, y después una se olvida de ello.

 

A %d blogueros les gusta esto: