Infecciones vaginales ¿Cómo prevenirlas?

infecciones-vaginales-300x350

Las infecciones vaginales son un padecimiento que se debe principalmente a factores de higiene, sin embargo también se relacionan con cuestiones hormonales entre otros factores. Conoce cómo puedes prevenir su aparición

Las infecciones vaginales son un proceso inflamatorio que involucra la mucosa vaginal. Sin embargo el mismo organismo, gracias a los microorganismos que se encuentran en la flora vaginal, puede brindar una especie de protección, la función principal de estos microorganismos es mantener un nivel de acidez equilibrado con la intención de evitar que los gérmenes se propaguen con patógenos externos. Esta es una defensa natural que el mismo organismo produce, sin embargo se puede ver alterada por cuestiones de higiene personal deficiente, relaciones sexuales, variaciones hormonales, algún tipo de tratamiento prescripto con antibióticos, anticonceptivos y también influye en gran medida la manipulación inadecuada de la zona que involucre la migración de bacterias desde el ano hacia la vulva.

¿Cómo sabes si tienes una infección?

Antes que nada, existen alertas que nos permitirán saber si existe o no una infección vaginal, en resumen te decimos las más comunes:

1. Existe comezón constante.

2. Se identifica ardor en la vagina.

3. Cuando se observa la presencia de flujo amarillo, verde, rosa, blanco, con o sin olor; que manche las pantaletas.

4. La Irritación constante por el uso de ropa sintética o tangas.

5. Cuando existe flujo abundante.

6. Ardor al orinar.

7- Dolor al mantener relacione sexuales.

¿Qué las provocan?

Hay que tomar en cuenta que el cuerpo de cada quien es diferente, la reacción que provocan algunos productos que utilizamos no afectaran de la misma manera a una persona u otra, por eso es que tienes que identificar bien que muchas veces los productos como desodorantes,jabones perfumados, preservativos, espermicidas o bien aún las prendas intimas confeccionadas como el famoso “hilo dental” pueden ser los culpables de que sufras una infección vaginal.

Por bacterias

También existen cuestiones que la provocan como lo son las bacterias como la Chlamidya trachomatis, una bacteria que se transmite por contacto sexual con una persona que se encuentre infectada, es una infección peligrosa porque se puede presentar sin necesidad de que muestre algún síntoma y posteriormente desencadenar una enfermedad inflamatoria pélvica.

Por virus

*Se puede adquirir este tipo de infección por vía sexual, como la herpes simple.

*Tricomonas. Se trata de microorganismos que alcanzan la vagina por contacto sexual y la infectan convirtiéndola en una infección de transmisión sexual y se puede identificar por sentirse una sensación de picazón en la vagina.

*Los cambios hormonales también representan una causa por las que se puede desatar una infección, estos como sabemos se producen durante la menopausia, o también después del parto, en este sentido se origina lo que se conoce como “vaginitis atrófica”, y que se relaciona con la disminución del nivel de estrógenos ya que al reducirse o verse disminuidos, el tejido de la vagina se adelgaza y pierde entonces la capacidad de lubricarse, provocando resequedad e irritación, padecimientos que ayudan a desarrollar una infección vaginal.

Cómo prevenirlas

Existen alternativas y recomendaciones para reducir y prevenir las infecciones vaginales:

*La higiene juega un papel importante dentro de este tema, lavarse las manos antes y después de ir al baño aunque suene trillado funciona para mantener una prevención adecuada.

*Si mantienes relaciones sexuales nunca pierdas de vista el hecho de utilizar preservativo, eta decisión te ayudará a reducir el margen de infecciones vaginales.

*Presta especial atención al modo en que utilizas papel higiénico para no traer las bacterias que provengan del recto hacia la vulva.

*El hecho de beber agua ayuda a que no se acumulen gérmenes ya que se pueden estar eliminando constantemente a través de la orina.

*Cuando mantengas relaciones sexuales procura ir al baño a orinar antes y después.

*Evita los espacios de humedad cerca de tu zona íntima, no permanezcas con ropa húmeda o sentada en un lugar que la genere ya que favorece la proliferación de hongos.

*Los tejidos de la ropa que utilizas influyen, utiliza ropa holgada confeccionada con tejidos que faciliten la transpiración.

*Consulta al médico ante cualquier cambio en la cantidad, olor o color del flujo vaginal, o si se presentan picores, irritación o hinchazón en la zona.

Una de las partes más sensibles del cuerpo de la mujer se refiere a la zona íntima, la cual debe siempre tener un especial cuidado porque siempre puede existir el riesgo de se desarrolle alguna infección vaginal, que en ocasiones como lo platicábamos con anterioridad, pude pasar desapercibida, por lo que la higiene es la principal idea sobre la que se debe girar alrededor de tu salud sexual.

Fuente: EsMásSalud

A %d blogueros les gusta esto: