Hormonas que influyen en el aumento de peso

hormonas-aumento-de-peso
Hay  4 hormonas que pueden provocar un aumento de peso en las mujeres.

Existen diferentes factores que influyen en el aumento de peso de las mujeres, dentro de las principales se encuentran los malos hábitos alimenticios, sedentarismo, consumo excesivo de bebidas alcohólicas, genética y algunas enfermedades. Sin embargo se debe tener en cuenta que hay hormonas que también contribuyen.

La producción de hormonas se ve directamente relacionada con la pérdida o ganancia de peso, esto debido a que tienen una gran intervención en el metabolismo. Las hormonas más responsables del aumento de peso son:

  • Insulina: Ayuda a tu cuerpo a suministrar la glucosa a las células, al igual que produce energía, puede fomentar la acumulación y conservación de grasa cuando los niveles están muy altos. después de comer, el nivel de la glucosa aumenta y el páncreas secreta insulina.
  • Cortisol: Conocida como hormona del estrés, está es secretada por las glándulas suprarrenales para prevenir que la glucosa entre en la sangre. Cuando ésta se produce, aumenta el deseo de comer cosas dulces porque así el organismo acumulará fuerzas para enfrentarse a situaciones difíciles. Si se tienen altos niveles de cortisol, la grasa se irá acumulando.
  • Leptina: es la hormona de la satisfacción que se produce por las células de grasa además de que se encarga de informar al cerebro cuando estás lleno. También controla la velocidad del metabolismo y decide si elimina o almacena la grasa. Cuando se tienen bajo niveles de esta hormona, el deseo de comer se incrementa. Lo que llega a alterar a la leptina es la falta de sueño.
  • Hormonas tiroideas: si se tienen bajos niveles de glándulas tiroideas T3 y Y4, (encargadas de agilizar la quema de grasas), el organismo irá acumulando la grasa.

Es importante controlarlas para evitar cualquier cambio brusco en el peso, las recomendaciones que te damos son:

  1. Tener una buena alimentación, baja en calorías y basada en alimentos altamente nutritivos. Las proteínas y fibra, son una gran opción para desarrollar la insulina en el cuerpo.
  2. Hacer una actividad física constante, de preferencia que sean ejercicios de alta intensidad.

Fuente: SuMédico

 

A %d blogueros les gusta esto: