fbpx

¿ESTÁS AL DÍA EN ANTICONCEPTIVOS?

Desde que se puso a la venta la primera píldora anticonceptiva, el panorama de la anticoncepción hormonal ha cambiado mucho. Las pastillas actuales no tienen nada que ver con aquellas primeras píldoras, ya que contienen dosis hormonales mucho más bajas y son más eficaces. Además, en los últimos años, han aparecido nuevos métodos que ofrecen diferentes formulaciones y formas de administración adaptadas a las necesidades de cada mujer.

Sin embargo, la mayoría de las usuarias potenciales no conocemos a fondo sus ventajas o las diferencias que existen entre unas y otras, ni estamos muy al día de las nuevas tendencias, que, en general, y por decirlo de forma rápida y resumida, apuntan a alargar el tiempo de uso y a suprimir la regla. Si te preocupa este tema, debes saber que no se ha demostrado que suprimir el periodo de forma temporal pueda ser perjudicial para la salud o la fertilidad de una mujer. Además, todos estos métodos son reversibles. Otra cosa es que te resulte extraño no tenerla.

Sea cuál sea tu opinión, no está de más que te pongas al día de las novedades, sobre todo si has tenido un bebé recientemente y quieres darle el pecho, tienes reglas muy abundantes o molestias importantes asociadas al ciclo, ya que es posible que exista un método anticonceptivo mejor o más cómodo que el que has utilizado hasta ahora.

En este post te avanzamos un poco de información, pero antes de elegir, pide consejo a tu ginecólogo que es quien mejor conoce tu historial y puede asesorarte.

  • Píldora combinada trimestral: es el más nuevo. En España se puso a la venta en los últimos meses del 2016. Se toma durante tres meses y luego se descansa una semana, por lo que solo se tiene la regla cuatro veces al año. ¿Ventajas? Además de ser muy eficaz (99%) puede ser útil si tienes molestias premenstruales, menstruaciones dolorosas o endometriosis.
  • Minipíldora o píldora no combinada: no contiene estrógenos, solo una hormona parecida a la progesterona natural. Su eficacia es tan alta como la de los anticonceptivos combinados, pero no incluye período de descanso y puede provocar un sangrado irregular. ¿Ventajas? Puede ser una buena opción temporal, durante la lactancia, tras el parto o después de un aborto espontáneo o inducido, y también si tienes más de 35 años y fumas o no toleras los estrógenos.
  • DIU con progesterona: es mucho más pequeño y suministra una hormona similar a la progesterona. ¿Ventajas? Dura hasta cinco años, es más eficaz que el DIU tradicional y reduce considerablemente el sangrado, por lo que se aconseja a mujeres que tienen menstruaciones muy abundantes y que no se plantean la maternidad a corto plazo.
  • Aro vaginal: en un pequeño anillo transparente y flexible. Tiene la misma composición y eficacia que las píldoras combinadas. Hay que extraerlo a las tres semanas y descansar una. ¿Ventajas? Es un método mensual que evita el problema de los olvidos y que te puedes colocar tú misma. Si te lo quitas, mantiene su efecto durante tres horas.
  • Parches anticonceptivos: son tan eficaces como la píldora. La aplicación es semanal: debe utilizarse 3 semanas consecutivas y dejar una 4ª de descanso, en la que aparece un sangrado similar al de la regla. ¿Ventajas? Mantiene los niveles de hormonas constantes en sangre y evita los olvidos. Puede ser útil en caso de sangrados irregulares. Si se despega accidentalmente, tienes un margen de 12 horas para ponerte otro.
  • Implante subdérmico: es una varilla flexible y fina que se coloca bajo la piel. Libera una hormona parecida a la progesterona y tiene una duración de tres años. Su eficacia es muy elevada (99%) ¿Ventajas? La inserción es rápida y segura y resulta cómodo si deseas un método anticonceptivo a largo plazo. También reduce bastante el flujo menstrual, aunque puede provocar que tengas reglas más irregulares.

Fuente: http://www.dexeus.com

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: