El 60% de las intoxicaciones alimentarias se producen en verano

Endometriosis. Dolor de tripa. Menstruacción.

El 60 por ciento de las intoxicaciones alimentarias se producen en verano debido, en cierta medida, a que se suele comer más al aire libre y a que el tiempo transcurrido entre que se prepara la comida y su consume favorece el crecimiento microbiano causante de la toxiinfección alimentaria, tal y como ha alertado el médico de familia y socio de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFiC), Xabier Ansa.

«No hay que romper la cadena del frío y mantener ciertas normas de higiene a la hora de manipular y cocinar la comida. Y seguir las recomendaciones de la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria como, por ejemplo, preparar las ensaladas variadas a base de vegetales crudos, pasta, queso, y embutidos en el último momento antes de irse», ha explicado el experto.

Asimismo, Ansa ha avisado de que mezclar ingredientes crudos y cocidos con antelación y a temperatura ambiente favorece la contaminación, al tiempo que ha aconsejado evitar salsas que lleven huevo, y si se trata de las salsas comerciales, una vez abierto el envase, que se consuma en un espacio breve de tiempo ya que puede volver a contaminarse.

«El lavado de manos se ha demostrado como una medida muy efectiva para evitar las intoxicaciones alimentarias, sobre todo después de utilizar el ‘wc’, el pañuelo para toser, estornudar o sonarse la nariz, después de tocar el pelo, los ojos o los oídos y después de manipular basura o alimentos crudos», ha aconsejado.

«Hasta el 50% de las intoxicaciones se producen en el ámbito doméstico»

Dicho esto, el doctor ha recordado que para evitar las intoxicaciones alimentarias es necesario mantener los alimentos por debajo de 10ºC (las temperaturas de congelación, por debajo de 0ºC, impiden que se multipliquen los microbios) o por encima de 65ºC (las temperaturas de cocción eliminan los microbios), y asegurarse que los alimentos no están más de dos horas entre estos 10ºC y los 65ºC.

Finalmente, ha asegurado que es falso que sólo se produzcan las intoxicaciones alimentarias en el ámbito de la restauración, ya que entre un 30 por ciento y un 50 por ciento de las toxiinfecciones alimentarias se producen en el ámbito doméstico; al igual que los alimentos contaminantes hagan mala olor, a veces no la hacen.

«También es falso que los alimentos sobrantes de otras comidas son aptos para su consumo y que sólo hay que volver a calentar. Del mismo modo, es falsa la creencia de que añadir vinagre o limón a productos como el boquerón, la mayonesa o los mejillones crudos evite la intoxicación alimentaria», ha zanjado.

Fuente: Infosalus

 

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: