fbpx

Abscesos mamarios cuando se amamantan

 

Algunas mujeres desarrollan un absceso mamario mientras amamantan llamado absceso mamario relacionado con la lactancia.

Un absceso es una colección de líquido infectado dentro del tejido de la mama. El objetivo del tratamiento es curar el absceso de forma rápida y eficaz, lo que asegura un efecto beneficioso máximo para la madre con una interrupción mínima de la lactancia materna.

Actualmente, los abscesos mamarios relacionados con la lactancia se tratan mediante incisión y drenaje o aspiración con aguja, con o sin ecografía diagnóstica. Se pueden prescribir o no antibióticos. Para la incisión y el drenaje el absceso se abre con un bisturí (cuchilla) para dejar salir el líquido infectado. En la herida se puede insertar un drenaje para ayudar a que el líquido infectado drene o se puede dejar abierta para que el líquido infectado drene naturalmente. Una forma menos invasiva de tratar el absceso mamario es mediante la aspiración con aguja. Se inserta una aguja en la cavidad del absceso mamario y se utiliza una jeringuilla para extraer el líquido infectado, a menudo guiada por ecografía. Como hay ventajas al utilizar este método, p.ej. no hay cicatriz, disminuye la hospitalización, etc., la tendencia es utilizar este método más a menudo.

Se deseaba encontrar pruebas sobre la efectividad de diferentes tratamientos. Se analizó el tiempo que demoró en cicatrizar el absceso con el uso de diferentes tipos de tratamientos, el número de pacientes que continuó la lactancia después del tratamiento y cuántas mujeres habían logrado la cicatrización en cada grupo después del tratamiento. La definición de cicatrización varió entre los estudios.

Se encontraron seis estudios, de los cuales cuatro con un total de 325 mujeres aportaron datos. Estos estudios compararon aspiración con aguja versus incisión y drenaje. La aspiración con aguja pareció disminuir el tiempo de cicatrización en comparación con la incisión y el drenaje, pero se excluyeron grandes proporciones de pacientes del análisis, por lo que fue difícil establecer conclusiones.

Para el resultado continuación de la lactancia materna, ambos estudios mostraron que las pacientes tratadas con aspiración con aguja tuvieron mayores probabilidades de continuar la lactancia en comparación con incisión y drenaje. En dos estudios, los abscesos mamarios no cicatrizaron en algunas pacientes a las que se les realizó aspiración con aguja y tuvieron que ser tratadas con incisión y drenaje (pruebas de baja calidad). Todos los abscesos mamarios tratados con incisión y drenaje cicatrizaron. No fue posible establecer cualquier conclusión con respecto a los efectos no deseados o las complicaciones.

Los estudios no informaron de manera suficiente el número de visitas de seguimiento, la duración de la continuación de la lactancia materna, las complicaciones posoperatorias, la duración de la estancia hospitalaria y los eventos adversos. Sin embargo, al parecer las pacientes estuvieron más satisfechas cuando fueron tratadas con aspiración con aguja.

Un estudio comparó diferentes regímenes de antibióticos versus ningún antibiótico en pacientes que amamantaban que fueron tratadas con incisión y drenaje para los abscesos mamarios. No se encontraron diferencias entre los grupos para el resultado resolución de los abscesos mamarios y las infecciones después del procedimiento.

Todos los estudios se realizaron o se informaron de manera deficiente y no analizaron todos los resultados de interés de esta revisión. Se necesitan estudios con mejor diseño e informe para evaluar estos resultados de forma adecuada.

FUENTE VERIFICADA: cochrane.org

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: