11 consejos para visitar al recién nacido

baby-499976_1280

Consejo número uno: Este debe ser la universal, una regla de oro que nunca se debe olvidar, si estás enfermo, quédese en la casa. Hay que ser conscientes y recordar que los nuevos bebés no han desarrollado un sistema inmunológico fuerte y están vulnerables a cualquier enfermedad. Si usted no se está sintiendo bien, no importa que sea una pequeña tos, por favor no visite al nuevo bebé. Mamá va estar muy agradecida con tu decisión de quedarte en casa.

Consejo número dos: No se auto invite, espere a ser invitado. Los primeros días es cuando el bebé tiene que estar en los brazos de mamá, más que todo en el pecho tanto como sea posible, con el fin de establecer una buena producción de leche. Los nuevos padres no están preparados para recibir visitas sorpresas, mejor envie una carta, un mensaje de texto o un email felicitado a los nuevos padres y dejándole saber el deseo que tienen por conocer al nuevo bebé y luego espere a ser invitado.

Consejo número tres: Lleve comida, si usted fue invitado a conocer el nuevo bebé por favor recuerde que un nuevo bebé es un trabajo de tiempo completo (con horas extra-ordinarias) y aveces mamá no ha tenido tiempo ni de asearse. Lleva comida sana y nutritiva cuando visites a los nuevos padres, no importa si te han dicho que no necesitas llevar nada.

Consejo número cuatro: Asume el rol de anfitrión, no espere ser recibido con comida en la mesa y una copa de vino. Los nuevos padres te han dado el privilegio de poder compartir esos primeros días tan importantes del bebé. Diríjase a la cocina e invite a hacerle algo por los nuevos padres, servirle un jugo, hacerle una comida, lavar los trastes, en conclusión, algo que lo haga sentir útil.

Consejo número cinco: Espere que le ofrezcan cargar el bebé, lo ideal es esperar a que la mamá se sienta lista y cómoda para entregar al bebé. La madre puede encontrar muy difícil cuando hay amigos y familiares de visita negarse a que carguen el bebé, con el miedo de ser juzgada o puede sentir culpa de no dejar que lo carguen, es por esto que lo correcto es esperar a que la mamá te ofrezca si deseas cargar el bebé.

Consejo número seis: Saber cuando entregar al bebé de vuelta a su mamá, no acaparar al bebé. Preferiblemente cargue al bebé por unos minutos y devuélveselo a la madre, especialmente si el bebé está llorando, no importa si lo ha tenido medio segundo en sus brazos, devuelvalo a su mamá. A algunas madres les puede dar gusto que usted trate de consolar al bebé si esta llorando, pero otras madres pueden desesperarse al escuchar a su bebé llorar en los brazos de otra persona.

Consejo número siete: Respetar la privacidad de la madre, a pesar de que cada vez las personas se sienten más cómodas con ver a una madre lactar, no asuma que la nueva mamá se siente cómoda lactando a su bebé frente a una audiencia. Si la madre tiene que amamantar lo mejor es abandonar la habitación y dejar un entorno tranquilo para mamá y bebé.

Consejo número ocho: No se olvide de la nueva mamá, después de casi 10 largos meses de haber recibido toda la atención, de repente un día toda la atención es desviada hacia el nuevo bebé y la madre es olvidada. Asegúrese de llenar de mucho cariño a la nueva mamá, diga palabras alentadoras, pregúntele cómo se siente, como fue su experiencia, si necesita de algo. Es muy importante demostrarle a la nueva mamá nuestro apoyo en todo momento, no olvidemos que mamá esta vulnerable en ese momento y necesita saber que nos preocupamos por ella.

Consejo número nueve: Lávate las manos y evita besar al bebé, especialmente evita besar al bebé en la boca. Desinfecta tus manos antes de tocar al bebé, puedes usar alcohol en gel o lavarlas con agua y jabón, los bebés están muy susceptibles a los gérmenes. Evita besar al bebé ya que nuestra boca contiene bacterias para las que el bebé aún no está preparado.

Consejo número diez: No le tomes fotos al bebé, primero pregunta a los padres si están de acuerdo con que le tomes fotos al bebé y por nada del mundo publiques una foto del bebé en las redes sociales sin la autorización de los padres.

Consejo número once: Se breve, procura que tu visita sea breve. La mamá y el bebé en ese momento lo que necesitan es descansar. Igualmente si está de visita y el bebé se duerme trate de acortar su visita y permita a la madre ir a descansar mientra el bebé está durmiendo.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: