fbpx

Consejos para el puerperio

Toma nota que puede servirte mucho

Hacer ejercicio

No es recomendable hacer ejercicio durante las primeras semanas después de dar a luz. Estarás forzando a tu cuerpo y retardarás tu recuperación. Recuerda que necesitas energía para restablecerte. Si te sientes bien dos semanas después del parto, puedes caminar un poco. Sin embargo, no se aconseja ir al gimnasio.

Algunas mujeres sienten malestar vaginal al caminar o al estar mucho tiempo de pie, así que es mejor esperar a que tu cuerpo esté listo para hacer ejercicio. Es recomendable esperar alrededor de cinco a seis semanas después del parto para comenzar a hacer ejercicios suaves, siempre que el médico no indique otra cosa. Es ese periodo, es posible que tus órganos hayan recuperado su posición original.

No tomar bebidas alcohólicas

No debes beber alcohol, incluyendo la cerveza. Si se te antoja una, toma una sin alcohol.

Cuidado con la cafeína

También es recomendable evitar la cafeína pues esta puede pasar a la leche. Si no puedes resistirte, toma una taza de café descafeinado.

Cuidar lo que te pones en la piel

Ten cuidado al aplicarte preparaciones para adelgazar y reafirmar que contengan sustancias como el éter porque estas pueden pasar a la leche. Lo mejor es usar cremas que no contengan químicos.

Pros y contras de las fajas

Aunque se cree que la faja ayuda a recuperar la figura, a reafirmar la piel y a reducir el vientre durante los 40 días posteriores al parto, su uso es controversial. La  faja puede ser benéfica si tus músculos se han relajado o estirado mucho durante el embarazo.

Sin embargo, al usar una faja no se usan los músculos del abdomen y esto podría hacer que se atrofien. Para algunas mujeres, usar faja puede llegar a ser intolerable a causa de la presión que provoca. Es por ello que algunas mujeres prefieren vendarse el abdomen en vez de usar faja.

Si tuviste cesárea, algunos expertos recomiendan no usar fajas tipo pantalón o calzón porque bloquean la transpiración y dificultan la cicatrización de la episiotomía. No se aconseja usar faja hasta que la herida haya cicatrizado por completo. Algunas mujeres que tuvieron cesárea aseguran haberse sentido más cómodas porque la faja redujo la sensación de tener «tejidos sueltos». Pero la faja no redujo el tamaño del vientre.

Lo más aconsejable es consultar a tu médico antes de usar una faja posparto. Si quieres reducir el tamaño de tu abdomen y recuperar la figura, no hay nada cómo hacer ejercicio, pero hazlo después de los 40 días.

La faja posparto ayuda a corregir la postura, a darle estabilidad a la espalda y a disminuir la sensación de vacío en el abdomen. Además facilita los movimientos de las madres, disminuye los dolores e incluso ayuda a las mamás a sentirse más atractivas. Sin embargo, las fajas posparto tienen ciertas desventajas, como debilitar los músculos al no permitirles trabajar. También algunas mujeres creen que no es necesario hacer ejercicio para recuperar la figura.

 

FUENTE VERIFICADA: espanol.babycenter.com

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: