fbpx

Banco de semen

Un banco de semen es el lugar donde se almacenan las muestras de semen congeladas para su uso posterior en técnicas de reproducción asistida, como la inseminación artificial o la Fecundación in Vitro (FIV). Para que te puedas hacer una idea, se trata de unos recipientes estancos, con forma de bombona y estructura similar a la de los termos, capaces de mantener en su interior temperaturas muy bajas: las muestras se almacenan sumergidas en nitrógeno líquido o en sus vapores, a aproximadamente -196 ºC.

Cómo se almacenan muestras en un banco de semen

Lo primero que debes saber es que, para guardar muestras en un banco de semen, es necesario congelarlas previamente.

El semen se congela sometiéndolo a un descenso progresivo y controlado de temperatura hasta sumergirlo en nitrógeno líquido. Antes, es necesario protegerlo del daño que estas bajas temperaturas pueden causar a las células vivas, utilizando para ello unas sustancias denominadas crioprotectores. Gracias a estos crioprotectores, los espermatozoides pueden recuperar su actividad vital después de la descongelación.

Cuáles son las causas para congelar muestras en un banco de semen

Cuando los especialistas en reproducción recomiendan congelar muestras de semen, normalmente el objetivo principal es preservar una fertilidad que se ve comprometida debido a diferentes motivos. Las muestras congeladas pueden mantenerse en un banco de semen indefinidamente, sin que se vea comprometida su calidad. Es decir, el paso del tiempo no influye en la calidad del semen que ya está congelado.

En cuanto a los motivos, existen muchos, pero las principales causas por las que un paciente tiene que congelar semen y conservarlo en un banco son las siguientes:

  • Enfermedades o tratamientos médicos que pueden afectar a la producción de espermatozoides, como los tumores testiculares y los tratamientos oncológicos con quimioterapia y/o radioterapia.
  • Baja calidad seminal, que pueda empeorar con el paso del tiempo.
  • Vasectomía, un proceso de esterilización voluntario del varón tras el cual seguirá formando espermatozoides, pero sin que estén presentes en el eyaculado. Antes de la vasectomía puede ser recomendable congelar una o varias muestras de semen, para evitar un nuevo proceso quirúrgico.

FUENTE: urecentroguten

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: