fbpx

Loquios

Es el fluido vaginal que se expulsa en los días posteriores al parto. Está compuesto por sangre, desechos de tejidos de las paredes uterinas y leucocitos. Su forma es parecida a la de la menstruación y suele durar unos 15 días, en los que irá cambiando de color y reduciendo su cantidad hasta desaparecer por completo.

Durante los primeros días después de haberse producido el parto, los loquios tienen un aspecto de color muy rojizo y son muy abundantes. Durante este tiempo los loquios se forman de sangre, moco y membranas. Debido a la cantidad, a veces se forman coágulos de sangre que pueden ser de gran tamaño.

Cuidados

Los loquios requieren un cuidado muy sencillo que consiste en el reposo y evitar esfuerzos. Se deben usar compresas con un alto grado de absorción, especialmente en los primeros días, donde la producción de loquios es más elevada. No se recomiendan los tampones, ya que aumenta el riesgo de infecciones en la vagina y en el útero.

Complicaciones

Existen ciertos síntomas que indican que los loquios no se están expulsando como deberían:

  • Los loquios rojizos se mantienen durante más de cuatro días.
     
  • Los loquios presentan un mal olor.
     
  • La mujer tiene fiebre.
     
  • El sangrado es demasiado abundante.

En cualquiera de estos casos se recomienda acudir al médico lo antes posible.

FUENTE: Cuidate plus

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: