VIH en el embrazo

La transmisión maternoinfantil es la propagación de ese virus de una madre seropositiva a su hijo durante el embarazo, el parto (también llamado trabajo de parto) o la lactancia materna (a través de la leche materna). Esta clase de propagación también se llama transmisión perinatal del VIH.

¿Se puede prevenir la transmisión maternoinfantil del VIH?

Sí. El uso de medicamentos contra el VIH y otro tipo de estrategias han ayudado a reducir el riesgo de la transmisión maternoinfantil del VIH a 1% o menos en los Estados Unidos y Europa. El riesgo de transmisión es poco cuando:

  • El VIH se detecta lo más temprano posible durante el embarazo (o antes de que la mujer quede embarazada).
  • Las mujeres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH durante el embarazo y el parto y, en determinadas circunstancias, se someten a una cesárea programada.
  • Los bebés de madres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH en las primeras 4 a 6 semanas de vida y no son amamantados.

Los medicamentos contra el VIH obran al evitar la multiplicación del virus, lo cual reduce la concentración de este último en el cuerpo (también llamada carga viral). El tener menos VIH en el cuerpo protege la salud de la mujer y reduce el riesgo de la transmisión maternoinfantil del VIH durante el embarazo y el parto.

Algunos medicamentos contra el VIH pasan de la mujer embarazada al bebé nonato a través de la placenta. Esta transferencia de medicamentos protege al bebé de la infección por el VIH, especialmente durante el parto vaginal cuando el bebé pasa a través del canal del parto y se expone a cualquier VIH en la sangre u otro líquido corporal de la madre. En algunos casos, a una mujer seropositiva se le puede practicar una cesárea para reducir el riesgo de transmisión maternoinfantil del virus durante el parto.

Los bebés de madres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH durante las primeras 4 a 6 semanas de vida. Esos medicamentos reducen el riesgo de infección por cualquier virus que puede haber entrado al cuerpo del bebé durante el parto.

Como el VIH se puede pasar a la leche materna, las mujeres seropositivas en los Estados Unidos no deberían amamantar a sus bebés. En los Estados Unidos, la leche en polvo (fórmula) para bebé es una alternativa segura y saludable a la leche materna, y se consigue fácilmente.

Hay informes de niños que se han infectado por el VIH por consumir alimentos previamente masticados por una persona con ese virus. Para estar seguros, a los bebés no se les debe dar comida masticada por otras personas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: