fbpx

Terapia hormonal para la menopausia

La terapia hormonal para la menopausia—también llamada terapia hormonal posmenopáusica y terapia de reemplazo hormonal—es un tratamiento que los médicos pueden recomendar para aliviar los síntomas comunes de la menopausia y para responder a los cambios biológicos duraderos, como la disminución de la masa ósea, que resulta del deterioro de la concentración de las hormonas naturales estrógeno y progesterona en el cuerpo de una mujer durante la menopausia y después de esta.

Las hormonas que se usan en la terapia para la menopausia provienen de distintas plantas y animales o pueden ser fabricadas en un laboratorio. La estructura química de estas hormonas es similar, aunque generalmente no es idéntica, a la de las hormonas producidas por el cuerpo de la mujer.

¿De dónde procede la evidencia acerca de los efectos para la salud de la THM?

La evidencia más completa acerca de los efectos para la salud de la terapia hormonal para la menopausia proviene de dos estudios clínicos de distribución al azar que fueron patrocinados por los Institutos Nacionales de la Salud como parte de la Iniciativa para la Salud de la MujerNotificación:

  • El Estudio de Estrógeno más Progestina de la WHI, en el que mujeres que tenían útero fueron asignadas al azar a recibir una píldora que contenía tanto estrógeno como progestina (Prempro™) o un placebo. La duración mediana del tratamiento fue de 5,6 años.
  • En el estudio del uso de estrógeno solo de la WHI (Estrogen-Alone Study), en el cual las mujeres sin útero fueron asignadas en forma aleatoria para recibir una píldora hormonal que contenía estrógeno solo (Premarin™) o un placebo. La duración mediana del tratamiento fue de 7,2 años.

Más de 27 000 mujeres sanas de 50 a 79 años de edad al tiempo de la inscripción participaron en los estudios de terapia hormonal de la WHI. Los objetivos de estos estudios fueron ver si la THM previene las enfermedades cardíacas y fracturas óseas en mujeres posmenopáusicas y determinar si la THM afecta los riesgos de cáncer de seno y, para mujeres con útero, el cáncer de endometrio. Ambos estudios fueron interrumpidos antes de terminar (en 2002 y 2004, respectivamente) cuando se determinó que ambos tipos de terapia estaban asociados a riesgos médicos específicos, aunque continuó el seguimiento a largo plazo de las participantes a fin de proporcionar nueva información sobre los efectos de la terapia hormonal para la salud.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: