Disfunción sexual femenina

Muchas mujeres tienen una libido baja o problemas para alcanzar el orgasmo. A algunas mujeres no les molesta esto, pero a otras sí. La mujer tiene disfunción sexual femenina cuando está incómoda o descontenta con su bienestar sexual.

Hay varios tipos de disfunción sexual:

  • Trastornos de deseo: Cuando no está interesada en tener relaciones sexuales o tiene menos deseo de tener relaciones sexuales de lo que solía tener.
  • Trastornos de excitación: Cuando no siente una respuesta sexual en el cuerpo o no puede mantenerse sexualmente excitada.
  • Trastornos de orgasmo: Cuando no puede tener un orgasmo o cuando siente dolor durante un orgasmo.
  • Trastornos de dolor sexual: Cuando siente dolor durante la relación sexual o después de esta.

La mujer puede tener más de uno de estos problemas, que a menudo están relacionados. La disfunción sexual puede ser permanente o temporal. Puede presentarse todo el tiempo, solo con una pareja determinada o en determinados momentos, como después del embarazo.

¿SABÍA USTED?

Los estudios demuestran que aproximadamente 33 por ciento de las mujeres estadounidenses tienen la libido baja. De ellas, aproximadamente una de cada tres mujeres está incómoda en este estado.

Una vida sexual saludable depende de una compleja combinación de muchos factores. Ese también es el caso con una vida sexual problemática. Los problemas de salud, ciertos medicamentos, cambios en los niveles hormonales, problemas de pareja o familia, y problemas psicológicos pueden contribuir a la disfunción.¿Cómo sé si tengo un problema?

 

¿Cómo sé si tengo un problema?

Hasta el 70% de las parejas tienen un problema en las relaciones sexuales, en algún momento de su relación. La mayoría de las mujeres tendrán, en algún momento de su vida, relaciones sexuales que no les gusten. Esto no necesariamente significa que usted tiene un problema sexual.

Si no desea tener relaciones sexuales o nunca le gustan, es posible que tenga un problema sexual. Analice sus inquietudes con su médico. Recuerde que cualquier dato que le informe a su médico es privado y que su médico puede ayudarla a encontrar un motivo y un posible tratamiento para su disfunción sexual.

 

¿Cuál es la causa de la disfunción sexual?

Muchos factores pueden provocar problemas en su vida sexual. Determinados medicamentos (como anticonceptivos orales y fármacos de quimioterapia), enfermedades (como diabetes o presión arterial alta), el consumo excesivo de alcohol o las infecciones vaginales pueden provocar problemas sexuales. La depresión, los problemas de pareja o el abuso (abuso actual o pasado) también pueden provocar disfunción sexual.

Causas físicas

  • Problemas de salud: diabetes, enfermedades cardíacas, cáncer, artritis, esclerosis múltiple o consumo excesivo de bebidas alcohólicas
  • Medicamentos para tratar la hipertensión arterial, depresión, dolor; anticonceptivos orales
  • Problemas ginecológicos:
    • Trastornos médicos como endometriosis, cistitis, problemas de músculos pélvicos o dolor pélvico crónico
    • Cirugía pélvica o genital que causa cicatrices, disminución del flujo sanguíneo o daño a los nervios en la zona genital

Causas hormonales

  • Disminución del nivel de estrógeno debido a la menopausia (natural o quirúrgica) o insuficiencia ovárica prematura (cuando los ovarios dejan de funcionar antes de los 40 años)
  • Disminución del nivel de testosterona, que las mujeres producen en pequeñas cantidades, y sobreviene con el envejecimiento o tras la extirpación de los ovarios

Causas psicológicas y emocionales

  • Angustia mental: estrés, ansiedad, depresión, trastornos de la alimentación, abuso sexual pasado, temor a embarazos no deseados
  • Relaciones de pareja: aburrimiento, ira, lucha por el poder, abuso (físico o emocional)
  • Creencias religiosas o culturales sobre el sexo

Es posible que tenga menos deseo sexual durante el embarazo, inmediatamente después del parto o cuando esté amamantando. Después de la menopausia, muchas mujeres sienten menos deseo sexual, tienen sequedad vaginal o sienten dolor durante las relaciones sexuales debido a una disminución en el estrógeno.

El estrés de la vida cotidiana también puede afectar su capacidad de tener relaciones sexuales. Estar cansada por tener un trabajo agitado o cuidar de niños pequeños pueden afectar su deseo sexual. También es posible que esté aburrida de una larga rutina sexual.

FUENTES VERIFICADAS: http://ow.ly/vzte30hm1Ir, http://ow.ly/JufX30hm1L5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: