fbpx

Cáncer Vaginal

El cáncer vaginal es un tipo raro de cáncer. Es más común entre las mujeres mayores de 60 años. También es más probable de desarrollarlo si ha tenido una infección por el virus del papiloma humano (VPH) o si su madre tomó dietilestilbestrol (DES) durante el embarazo.

También está en mayor riesgo si ha presentado células anormales en la vagina, cuello uterino o útero.

Con frecuencia al principio no presenta síntomas. Sin embargo, debe consultar a un médico si observa:

  • Hemorragia que no coincide con su menstruación.
  • Una tumoración vaginal.
  • Dolor pélvico.

Una prueba de Papanicolaou puede detectar la presencia de células anormales que pueden ser cáncer. Con frecuencia, el cáncer de vagina puede curarse en sus etapas tempranas. Las opciones de tratamiento pueden incluir cirugía, radioterapia y quimioterapia.

El cáncer de vagina es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la vagina.

La vagina es el conducto que conecta el cuello uterino (la abertura del útero) con el exterior del cuerpo. Durante el nacimiento, el bebé sale del cuerpo a través de la vagina (que también se llama canal del parto).

El cáncer de vagina no es frecuente. Hay dos tipos principales de cáncer de vagina:

  • Carcinoma de células escamosas: cáncer que se forma en las células escamosas, las células planas y delgadas que revisten la vagina. El cáncer de células escamosas de la vagina se disemina lentamente y suele quedarse cerca de la vagina, pero se puede diseminar a los pulmones, el hígado o los huesos. Es el tipo de cáncer de vagina más común.
  • Adenocarcinoma: cáncer que comienza en las células glandulares (secretoras). Las células glandulares en el revestimiento de la vagina producen y liberan líquidos tales como el moco. El adenocarcinoma tiene mayor probabilidad de diseminarse a los pulmones y los ganglios linfáticos que el cáncer de células escamosas. Un tipo poco común de adenocarcinoma se relaciona con la exposición al dietilestilbestrol (DES) antes de nacer. Los adenocarcinomas que no se relacionan con la exposición al DES son más comunes en las mujeres después de la menopausia.

Ciertos factores afectan la probabilidad de recuperación y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende de los siguientes aspectos:

  • El estado del cáncer (si se encuentra solo en la vagina o si se ha diseminado a otras áreas).
  • El tamaño del tumor.
  • El grado de las células tumorales (qué tan diferentes se ven de las células normales al microscopio).
  • El lugar del cáncer adentro de la vagina.
  • Si hay signos o síntomas en el momento del diagnóstico.
  • La edad de la paciente y su estado general de salud.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o si recidivó (volvió).
El cáncer de vagina se puede curar con frecuencia cuando se encuentra en estadios tempranos.

Las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El estadio y el tamaño del cáncer.
  • Si el cáncer está cerca de otros órganos que pueden resultar afectados por el tratamiento.
  • Si el tumor se compone de células escamosas o es un adenocarcinoma.
  • Si la paciente tiene útero o tuvo una histerectomía.
  • Si la paciente recibió radioterapia dirigida a la pelvis en el pasado.

FUENTE VERIFICADA: http://ow.ly/uCMX30hdgDJ, http://ow.ly/4kck30hdgEb

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: