fbpx

¡Atentas, mujeres! 20 cosas que tus pechos revelan de tu estado de salud

Los senos no sólo sirven para amamantar, acariciar o para lucir sensacional en un vestido escotado: también comunican muchas cosas de lo que ocurre al interior de tu cuerpo.

Te invitamos a revisarlos:

1.- Tus pechos están creciendo
Puede significar varias cosas: pueden ser señal de que estás subiendo de peso, ya sea porque estás comiendo más, moviéndote menos, durmiendo mal o muy estresada. También, pueden indicar que se acerca tu menstruación o producirse por un cambio de anticonceptivos o el embarazo.

2.- Tus pechos se están achicando
Puede ser efecto de que hayas bajado de peso o una señal de que está comenzando tu ciclo. Aunque ojo, porque algunas mujeres pierden kilos abruptamente por problemas a las tiroides o enfermedades crónicas.

3.- Un seno es más grande que el otro
Esto es normal, ya que es raro que sean simétricamente perfectos. Pero ojo, que si un pecho cambia de forma de la nada y de manera anormal, podría tratarse de cáncer.

4.- Si sufres de irritación bajo tus senos
Podrías ser alérgica al material de tu sostén, al fierro del soporte, el sudor que se acumula tras el ejercicio o quizás al detergente con el que lavas tu ropa interior. Pero si se inflama demasiado podría tratarse de intertrigo, una enfermedad cutánea que se produce por la humedad, bacterias u hongos en los pliegues de la piel. En el primer caso necesitarás lavar tu sostén con jabón neutro o comprar uno de algodón; en el segundo, visitar al dermatólogo.

5.- Tienes estrías visibles
Son señal de que subes y bajas constantemente de peso, por lo que necesitas de una dieta y estilo de vida más saludable que puedas mantener estable en el tiempo. Pueden incrementar con el embarazo.

6.- Tienes un pezón más oscuro o claro que el otro
No te preocupes, es posible que una misma mujer tenga distintos patrones de pigmentación.

7.- Un pezón es muy grande y el otro muy pequeño
También se trata de una variación normal

8.- Tienes pequeñas protuberancias en tu areola
Son completamente normales: como originalmente están diseñados para amamantar, estas pequeñas protuberancias se tratan del final de los conductos de leche.

9.- Tienes una gran protuberancia en tu areola
Deberías revisarte por si acaso en el médico para descartar algo preocupante

10.- Te sale más de un pelo en esta zona
Podrías haberte expuesto a gel o crema de testosterona -algunos hombres lo usan para el sexo- o podría tratarse del síndrome del ovario poliquístico.

11.- Tus pezones pican
Podría tratarse de una reacción alérgico a los restos de champú, jabón o detergente en tu ropa. Incluso, ocurre con algunos materiales de sostén. A algunas mujeres les ocurre cuando les llega la menstruación. Pero ojo, que si viene acompañado de piel descamada, pezones planos y descargas sangrientas o amarillas, podría tratarse un tipo de cáncer que afecta al pezón, el carcinoma.

12.- Tus pechos se sienten hinchados y adoloridos

Normalmente se ponen sensibles cuando te llega el periodo. Si te molestan demasiado, una buena dosis de vitamina B6 y vitamina E podrían disminuir los síntomas. Si te pasa en cualquier momento del mes, podrías estar reaccionando a la cafeína.

13.- De tus pezones sale una descarga blanca y lechosa
A algunas mujeres les ocurre cuando sus pechos estimulados, incluso aunque no estén amamantando ni embarazadas. También existen antidepresivos o medicamentos antipsicóticos que pueden producir el mismo efecto, ya que elevan los niveles de prolactina, la hormona de la producción de leche.

14.- De tus pezones sale una descarga sangrienta
Podría tratarse de un tumor no canceroso, por lo que necesitarás visitar al médico.

15.- Tus pezones están duros
Ocurre cuando eres estimulada, antes o después del sexo. También es señal de frío.

16.- Se retrajo uno o dos pezones
Se trata de un síntoma anormal, por lo que necesitas ir a médico urgentemente, ya que podría tratarse de cáncer.

17.- Sientes que tus pechos son densos
Podría tratarse de cambios hormonales comunes, aunque muchos creen que podría aumentar las posibilidades de que sufras de cáncer, aunque los médicos aún discuten esta opción.

Joel Nilsson Nelson (CC) Flickr

18.- Puedes ver las venas a través de la piel de tus pechos
Es común en las pieles pálidas, por lo que significa que tienes más posibilidades de sufrir cáncer a la piel especialmente en esta zona. ¿Cómo evitarlo? No salgas sin tu bloqueador de casa.

19.- Tus pechos lucen como “naranjas”
Si la piel se siente como naranja alrededor de los pezones, podría ser señal de cáncer: chequéate lo antes posible.

20.- Hay un bulto en un seno
Podría tratarse de un quiste benigno que puede ser tratado con un combo vitamínico. Pero también podría ser cáncer de mamas. Muchas mujeres desarrollan “masas” en esta zona debido a los cambios hormonales, pero sólo un especialista y una mamografía pueden descartar que no sean malignos, así que acude al centro médico más cercano.

Fuente: Cosmopolitan / https://www.pagina7.cl

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: