fbpx

Flujo vaginal verde | Causas típicas 2

La endometritis como tercera causa del flujo vaginal verde:

La endometritis es una enfermedad infecciosa de la mucosa uterina. Puede complicarse por la inflamación general de los órganos pélvicos. Las manipulaciones instrumentales intrauterinas o una ruptura uterina, por ejemplo una operación de cesárea, el curetaje del útero, los abortos, la inserción de un dispositivo intrauterino, son algunos de los factores de riesgo para desarrollar la endometritis.

Los síntomas de la endometritis aguda incluyen integridad del útero perturbada, fiebre y secreción vaginal con sangre y color verdoso. Un ginecólogo puede detectar la sensibilidad del útero, así como su consistencia suave y el aumento de tamaño.

La salpingitis aguda como cuarta causa de la descarga vaginal verde

La inflamación de los anexos uterinos (trompas y ovarios) parece ser la complicación grave más común de las enfermedades de transmisión sexual. Puede ser provocada por la infección de gonorrea, la tuberculosis, la clamidia, el micoplasma genital, así como algunos virus y bacterias. El cambio frecuente de parejas sexuales, la falta de visitas regulares a un ginecólogo para exámenes preventivos, el auto-tratamiento, la anticoncepción intrauterina y el tabaquismo también se consideran como factores de riesgo. No sólo la enfermedad en sí, sino también sus posibles consecuencias, representan gran amenaza para la salud de la paciente. Aquí se incluyen la infertilidad, la predisposición al embarazo ectópico, abscesos tubo-ováricos; dolor pélvico crónico, relaciones sexuales dolorosas y procesos adherentes.

El síntoma más distintivo de esta patología es el dolor, leve, fuerte o crónico, dependiendo del tipo de inflamación. El dolor puede sentirse tanto en uno como en los dos lados. Se puede observar un aumento de la secreción vaginal, que además adquiere un tono verde claro y mal olor. Un sangrado anormal y perturbaciones en la micción también son posibles síntomas. El aumento de la temperatura corporal es un síntoma muy frecuente. Todos los síntomas tienden a empeorar después del período, incluso a veces se acompaña de náuseas y vómitos.

Ante la observación de estos síntomas, se debe consultar inmediatamente a un ginecólogo, quien será capaz de descartar otras enfermedades con síntomas similares, como la apendicitis aguda, la inflamación de los uréteres y los intestinos, la endometriosis, la torsión de los anexos uterinos, la complicación de un quiste, entre otras. El tratamiento de la salpingitis aguda requiere la medicación germicida intensiva.

 

El absceso tubo-ovárico como quinta causa del flujo vaginal verde

La salpingitis aguda puede convertirse en un absceso tubo-ovárico, es decir, la infección del ovario y una parte de la trompa. La materia purulenta puede estar acumulada en el absceso o fuera de él. Los síntomas son casi idénticos a los de la salpingitis (dolor, fiebre, descarga purulenta verdosa), por lo tanto estas dos patologías pueden ser distinguidas solamente por un especialista, después de realizar varios exámenes. La ecografía está especialmente indicada para este tipo de diagnóstico. El tratamiento puede limitarse a las inyecciones intravenosas de antibióticos o puede requerir intervención quirúrgica, eso depende del grado de complicación.

Los medios de prevención contra la inflamación anexial incluyen realizar visitas preventivas anuales al ginecólogo después de iniciada la vida sexual, el tratamiento completo y oportuno de las infecciones de transmisión sexual, el uso de métodos anticonceptivos de barrera (preservativos) en caso de cambio frecuente de parejas sexuales.

 

FUENTE VERIFICADA: flujovaginal.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: