fbpx

Lesión genital

Lesión genital es una lesión en los genitales o el perineo (área localizada entre las piernas).

Consideraciones generales

 

Las lesiones en los genitales pueden ser muy dolorosas y pueden sangrar profusamente. Esto puede afectar a los órganos reproductivos, al igual que la vejiga y la uretra. La magnitud del daño puede ir desde mínimo a severo e igualmente puede ser temporal o permanente.

Las niñas pequeñas (por lo general menores de cuatro años) pueden introducirse objetos dentro de la vagina como parte del proceso de desarrollo, en una exploración normal de su cuerpo. Estos objetos pueden ser: papel higiénico, crayones, cuentas, botones o broches.

Para descartar la opción de un posible abuso sexual, se le debe preguntar a la niña cómo llegó el objeto a su vagina.

En los casos de violación o abuso sexual, es necesario hacer un examen médico. Éste es esencial para la salud de la víctima y para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas.

En los niños pequeños, una de las causas más comunes de lesión en los genitales es que la tapa del inodoro caiga y los golpee mientras lo están utilizando. Otra causa común para este tipo de lesiones es que se resbalen cuando están trepando o jugando en los “pasamanos” y caigan sobre una barra con una pierna a cada lado, que es lo que se denomina “lesión por posición a horcajadas”. Asimismo, caer sobre la barra de una bicicleta es una causa común de lesión en los genitales.

Otra causa de trauma en los genitales que se presenta en los chicos jóvenes es cuando el escroto, el pene o el prepucio se enreda en una cremallera; lo cual puede ocurrir al abrirla o al cerrarla. Este tipo de lesión puede ser mínima o lo suficientemente seria como para requerir atención médica.

Síntomas de la Lesión genital

 
  • Dolor abdominal
  • Sangrado
  • Magulladuras
  • Cambio de forma del área afectada
  • Desmayos
  • Objeto incrustado en un orificio del cuerpo
  • Dolor en la ingle o en los genitales, que puede ser insoportable
  • Hinchazón
  • Drenaje de orina
  • Vómito
  • Heridas
  • Dolor al orinar o incapacidad para orinar
  • Olor fétido en las secreciones vaginales

Causas de: Lesión genital

 
  • Un objeto extraño alojado en la vagina
  • Agresión física
  • Violación
  • Abuso sexual
  • Lesión con la cremallera
  • Trauma

Te puede interesar: Objetivo de la ginecologia en la infancia y en la adolescencia

Primeros auxilios

 

1. Brindar seguridad a la víctima y tratar de que mantenga la calma. Al administrar los primeros auxilios, ser sensible ante la privacidad de la víctima y resguardar el área lesionada.

2. Para controlar el sangrado, aplicar presión directa, colocando un trozo de tela o un vendaje estéril sobre cualquier herida abierta. Si la vagina está sangrando profusamente, se debe cubrir el área con una gasa estéril o con trozos de tela limpios, a menos que se sospeche de un objeto extraño.

3. Se deben aplicar compresas frías para ayudar a reducir la hinchazón.

4. Si la lesión fue en los testículos, sosténgalos con un cabestrillo hecho con toallas en forma de pañal.

5. Si hay un objeto extraño incrustado en un orificio o herida del cuerpo, no debe tocarse, pues el retirarlo puede causar mayores daños.

6. Buscar ayuda médica.

No se debe

 
  • Ignorar la posibilidad de un sangrado interno.
  • Ofrecer opiniones personales sobre las circunstancias.
  • Acusar ni confrontar con la víctima.
  • Alterar ni tocar posibles evidencias de una agresión física o abuso, a menos que exista una emergencia médica. Si se sospecha de una agresión física o de un abuso sexual, no se debe permitir que la víctima se cambie de ropa ni que se bañe.
  • Permitir que la víctima camine, a menos que sea absolutamente necesario.
  • Intentar retirar el objeto extraño sin ayuda.

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

 
  • Hay cualquier dolor o hinchazón en el área genital.
  • El objeto extraño es cortante.
  • Hay sangrado.
  • Existe la sospecha de un abuso sexual.
  • El paciente es incapaz de orinar.
  • Se presenta orina sanguinolenta.

Prevención

 
  • Enseñar a los niños pequeños las normas de seguridad y crear un ambiente seguro para ellos.
  • Mantener los objetos pequeños fuera del alcance de los niños.

 

Referencias

 

Gerber GS, Brendler CB. Evaluación del paciente urológico: Historia, examen físico, en el análisis de orina. En: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urología. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 3.

Contenido: 30 de septiembre de 2009

Versión revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina; Scott Miller, MD, Urólogo en la práctica privada en Atlanta, Georgia. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: